lunes, 9 de junio de 2008

Un ejemplo dentro y afuera de la cancha

Nadal y Federer al concluir la final

Rafael Nadal luego de ganar la final de Roland Garros, (su cuarta consecutiva), de forma aplastante ante el número uno de mundo, Roger Federer, no paró de tirarle flores a su rival en la misma.

Luego de levantar la copa ante una multitud en el estadio principal del complejo de Roland Garros, el tetracampeon que festejo con mucha mesura por respeto a su rival quien estaba abatido.

Estaba esperando que Rafa se revuelque en el polvo parisino como lo hizo las tres veces anteriores pero no, no lo hizo, quizás no lo hizo por el contundente 6-0 del final. Enseguida fue a darle la mano a Federer y felicitarlo.

"No tenía un resultado ajustado, no había tensión. Tengo un gran respeto por Federer, es un gran campeón y tenía que sentir algo realmente duro. Por eso no lo he celebrado. Perder una final de Grand Slam es siempre duro, yo he perdido en Wimbledon y lo sé" comento en la rueda de prensa.

"No soy el mejor del mundo, soy el número dos, eso es lo que siento. Además, creo que estoy más cerca del tres que del uno. Pero poco importa, lo importante es que tu tenis mejore", dijo luego del partido, reconociendo también el gran ascenso de Novak Djokovic.

Toda la humildad de un grande.

2 comentarios:

Fernando dijo...

La verdad es que nada dejo sentado a Federer, jugo de maravilla desde el principio, quizas en el segundo juego la cosa pintaba mas favorable para Federer, pero Nadal saco la fuerza dentro de sí y consiguió batir al numero uno del mundo. La verdad es que fue un partido muy muy bueno. ¡¡VIVA NADAL!!

Estimado amigo si desea visitar mi nuevo blog click -> http://fer12.blogspot.com/ , ruego consejos :- soy nuevo.

saludos

Anónimo dijo...

claramente ganara federer